Moon lover scarlet heart ryeo


Drama histórico coreano de veinte capítulos —al parecer hay dos especiales, pero como soy medio zonza buscando, pues encontré solo uno que no pude ver—.

La historia es una cosa tremenda. He visto antes dramas históricos, pero la trama no mostraba mucho la era en sí, este drama está basado completamente en la época Goryeo y, más que de romance —que hay mucho—, se trata de la forma de vida de los príncipes aspirantes a un trono con nombre. 

Es un drama medio cómico, al inicio. Llena de ternura ver como Hae Soo vuelve locos y cambia la vida de los ocho príncipes, enamorandolos a todos, obviamente. Bueno, no a todos, pero al menos cuatro si cayeron por ella.  

La teoría que maneja, es muy interesante. Fue como si el espíritu de una chica en coma viajara al pasado —aunque al final más pareciera que la vida pasada de la chica se le presentó mientras ella estaba inconsciente después de un accidente—.

Entonces, ella es una chica que conoce el futuro, porque estudió la historia de su país —pero al parecer no estudiaba mucho, la recuerdo lamentándose por no ponerle más atención al profesor—. Y, conociendo el futuro, teme de algunas situaciones, y algunos personajes. 

La vida de Hae Soo es desgracia tras desgracia. A esta chica le pasan más cosas malas que a mí, se los juro —no entraré en detalles, porque si quieres verlo, lo arruinaría aún más—. La pobre chica termina muriendo de estrés, al parecer —aunque puede que haya sido una enfermedad cardiaca—, y vuelve a su vida normal (final del dorama) donde empieza soñando con Wang So y termina recordando todo. 

Conforme el drama avanza, la historia se torna un matadero tremendo. Muchos de los príncipes quieren el trono, y deciden que la mejor manera de ganar es eliminar a la competencia, o eso es lo que susurran las voces a su alrededor (madres, hermanas, hermanos, consejeros, etc.) Así que, es una muerte tras otra. Algunas dan pena, otras apenan —lloré un poco un par de veces, pero bueno, yo soy sensible—.

Siempre estuve con los sentimientos a flor de piel —pero yo en serio soy sentimental—. Juro que me enojé, me reí, me emocioné, en serio lloré y disfruté cada parte del drama, incluso su final de mierda —porque no puedes llamar de otra forma a los malditos finales abiertos ODIO TODO AQUELLO QUE TERMINA SIN CONCLUIR... ¡TERMINEN LAS MALDITAS HISTORIAS, AUTORES NO SEAN VAGOS!—.

Los personajes sufrieron muchos cambios —aparentemente todos causados por Hae Soo—, pero es normal. Aprendemos del ambiente y de las personas que nos rodean; aprendemos de los errores y de las cosas que nos duelen; pero sobre todas las cosas, aprendemos de aquello que perdemos, y en este drama es un perdedero tremendo, a pesar de nadie perdió un arete. 

Cada príncipe prometió proteger lo que debía proteger, y Hae Soo estuvo en el camino de varios. Pero, al final, nadie pudo hacerlo, porque desde el inicio ella dijo que se haría cargo de sí misma, y más o menos lo hizo. 

Me gustó la idea de Wang So. El príncipe desterrado y nunca amado, señalado como el más malo de todos y el temido por todo el mundo, que termina por convertirse en el rey más sabio y bueno de la historia de corea —¿Era así?—. Si debiera poner una moraleja al respecto sería algo como: "Las apariencias engañan y no te crees nunca expectativas". El personaje no es lo que esperaba, pero me llevé una buena decepción. 

Hubo muchas cosas lindas, no hubo ni una sola cosa —excepto el final— que me molestara. Creo que las reacciones de los personajes, a las acciones y situaciones, eran adecuadas. Muchos de los personajes aún me tienen con sentimientos encontrados. Pero los amé a todos —excepto al noveno, que casi pasaba desapercibido, pero no lo hizo y fastidiaba—.

Si me preguntan si recomiendo el dorama, LO RECOMIENDO... Es una historia que amé en serio. Es trágica, de esperarse. Un drama histórico difícilmente terminará en vivieron felices para siempre, sobre todo cuando se plantea en una época tan sangrienta. Lo mencioné ya, tiene final abierto, eso lo odié mucho. Hay una insinuación que esperanza para terminar en absolutamente nada... en serio lo odio. Pero creo que vale la pena.


Repito: LO RECOMIENDO MUCHO, si eres capaz de involucrarte sentimental, pero no emocionalmente. Porque quien hizo el drama lo diseñó para jugar con los corazones de los espectadores —ese era su objetivo oculto, lo descifré—.

Sí lo vas a ver, disfrutalo: ama, odia, enojate, ríe, llora, espera, desespera, ¡vive el drama!... Y si ya lo viste, dime qué te pareció. ¿Coincides conmigo??? Deseo que sí. 




Comentarios

  1. Encuentren la palabra que más se repite. Pista: inicia con tremenda y termina en mente xD

    ResponderEliminar
  2. ¡Bienvenida a la tierra de las reseñas hechas por gusto y ganas de que todo el mundo veo lo mismo! Se nota el entusiasmo que te dejó la historia. Me encanta cuando encuentro esos doramas, aunque luego me quedo con un duelo terrible y pienso que nunca más voy a encontrar uno tan bueno. Por ahora no me animo a los doramas históricos, me dan mucha risa las mujeres en esos trajes que no las dejan ni moverse, pero por lo que has dicho sobre esta historia voy a tenerla en cuenta seriamente. Me la dejo apuntada para cuando pueda sentarme a mirar.
    Tremendamente.
    ¡Un abrazo y que sigan las reseñas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tremendamente xD
      Entusiasmada me dejó, está increíble incluso el final de mierda. Concluyo que es congruente, a mí me dejó la impresión de que pasaron las cosas como debían de pasar, y las emociones y sentimientos eran creíbles... No sé, lo recomiendo mucho.
      Espero seguir en esto, pero yo soy llamarada de petate, inicio con ganas y luego me olvido de todo jeje
      Gracias por pasarte, si llegas a verlo me dices para fangirleat xD Besos!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares