Entradas

Mostrando entradas de abril, 2017

¡Para un poco, Elisa!

Imagen
¡Qué difícil es criticar lo que está bien hecho! Para esta ronda de Blogs Colaboradores, donde participo con EL MUNDO DE ¿EL IMPOSTOR?, me ha tocado reseñar a El fantasma en mi tintero, blog de una preciada amiga y excelente escritora. Su historia se llama ¡Para un poco, Elisa!

Sinopsis:Ella es la peor consejera sentimental de cualquier universo. También la más buscada, a pesar de todo. Elisa Mores ya ha arruinado por igual las vidas de princesas medievales, guerreros del futuro, jóvenes enamorados en la Inglaterra victoriana e investigadores privados en el siglo veintiuno. Esta vez, los problemas vendrán a buscarla a la redacción. Y ella deberá resolverlos de verdad o quedará atrapada, por siempre, en mil historias ajenas.
Género: Chick-lit. Humor. Romance. Fantasía.


Pues bien, aclaremos un par de cosas antes de que yo comience con mi intento de reseña.

Aclaración uno: esta es mi primera reseña, jamás en mi vida he hecho una, así que no sean muy exigentes conmigo.
Aclaración dos: soy mega…

Y CUANDO MIRÉ ALREDEDOR, ME DI CUENTA QUE TODOS SEGUÍAN CON SU VIDA.

Imagen
¿Saben cuál es la diferencia entre nostalgia y melancolía?
La nostalgia es el sentimiento de pena por la lejanía, la ausencia, la privación o la pérdida de alguien o algo querido.
La melancolía es una tristeza vaga, permanente y profunda que no nos permite disfrutar de la vida.
La primera es más corta, es momentánea, es recordar el pasado y desear estar ahí; mientras que la segunda es tan profunda que puede terminar en depresión. Esa podría ser la diferencia, pero son tan similares que a menudo las confundimos, ambas son tristeza profunda al fin y al cabo. Y duele, mucho.
Hoy amanecí en modo sad, las razones pueden ser varias o todas juntas. Justo ahora incluso reír me provoca lágrimas, es muy desesperante, porque estoy en el trabajo, y llorar no es de mi agrado, ni en privado, mucho menos en público.
Mis razones son: estoy cansada, tengo dos semanas continuas de arduo trabajo y en serio que estoy cansada; estoy hormonal, mi amigo "Andrés" no tarda en llegar este mes; hace poco …

EL MUNDO DE ¿EL IMPOSTOR? CONTRAPUNTO

Imagen
Dylan Zamund

La guerra en el Líbano había terminado, la Unión soviética había ganado a pesar de las muchas pérdidas que tuvo. Se supone que ganar era algo para festejar, pero Dylan Zamund no lograba sentirse feliz por sus triunfos. El comandante, Albert Knag, le había encontrado llorando a las afueras del gran salón donde todos festejaban haber vuelto a salvo a casa, a pesar de que eran apenas la mitad de los que se habían ido.
Dylan recibió una medalla, que en lugar de enorgullecerle le quemaba la parte del cuerpo que tocaba. Y decidió que la usaría para siempre, en representación de su vergüenza. Él no era más que un vil asesino, se lo dijeron los ojos de ese niño que, para no dejarlo solo, asesinó junto al resto de su familia. Parece excusa, pero un niño sin familia no puede ser feliz.
Esa noche el comandante le dijo que no lo pensara demasiado, que no era su responsabilidad, que él solo cumplía órdenes, pero lo cierto es que no podía perder de vista que el que había apuntado el arm…

EL MUNDO DE ¿EL IMPOSTOR? PARTE 4

Imagen
El dibujo en la pared… ¿Qué harás?


Danny abrió los ojos, encontrándose con Big Al y Pepe que le miraban con preocupación; su cuerpo estaba paralizado, y su respiración se volvió un desastre cuando recordó lo último que había vivido.
—¿Qué fue eso? —preguntó alterado Cartwrite. Los ojos de Pepe se fijaron en el hombre robusto y de color, que en un movimiento de cabeza le invitaron a sincerarse de una vez por todas con el nuevo.
—Es el escritor —dijo Pepe, usando el título que le hubiera dado en una charla pasada—, escribe nuestras historias.
—¿Qué? —preguntó Danny molesto, sentía que se burlaban de él. Él ni siquiera creía en Dios, ¿por qué le daría créditos a una historia tan estúpida como la de alguien escribiendo su “historia”?—. ¡No digas idioteces! —exigió a punto de volverse loco.
—Sé que parece una idiotez —coincidió Pepe—, si me pongo a pensarlo también parece una locura, pero llevo tanto tiempo soportando a ese pedante que he debido aceptarlo. ¿Sabes por cuántas historias he pas…

EL MUNDO DE ¿EL IMPOSTOR? PARTE 3

Imagen
La biblioteca... ¿Quién eres? 
“¿Quieres ser libre?” ponía la nota que había estado escondiendo entre sus ropas. Esa era la pregunta más idiota en la historia de preguntas idiotas. Todo el mundo debería saber que ser libre era el deseo más anhelado de un preso.
Danny empuñó la mano, haciendo bola la hoja, y se tumbó en el mal intento de cama que había en su celda. Miró fijo al techo y con sorpresa encontró el dibujo del avión pegado justo sobre su cabeza. Se incorporó de golpe sin dejar de mirar hacia arriba, sintiendo incomodidad en su nuca.
—¿Qué diablos? —farfulló Danny aterrado. Esta broma se estaba tornando macabra, casi se le antojaba a acoso.
Pensó que debía hablarlo con Pepe, y recordó que él le había sugerido que lo ignorara, como si eso fuera tan fácil de hacer cuando estaba jugando con sus emociones. Quizá debería descubrir por sí mismo quién era ese sujeto que estaba remoliendo un dedo en su herida.
Esa noche no consiguió dormir mucho, y la mañana siguiente fue mala, Big Al…

¡Que les corten las manos!

Imagen
¡Que les corten las manos, al menos! fue lo que dijo Lidia, compañera de trabajo de mi mamá, porque mi mamá estaba tan molesta e indignada que le pidió a la policía que si los encontraba los matara.

Y la verdad es que la entiendo, hace poco me enteré de que, la persona que me había asaltado (como a cientos de personas más, seguramente) había sido encontrada muerta y descuartizada, entonces no pude evitar pensar "Que bueno", aunque eso no fue para nada cristiano ni humanitario. Pero no pueden esperar que sienta piedad por la persona que un día, sin siquiera pensar en todo lo que yo tuve que esforzarme por comprar todo lo que se llevó y ganar el dinero que probablemente malgastó, decidió llevarse todo lo mío.

Esto no es un articulo moralista, porque por donde lo veas no está bien que me haya sentido aliviada porque alguien asesinó al hombre que me robo, y al que ni siqueira planeo perdonar. Él arruinó mi último curso escolar cuando se llevó mi cartera con el dinero del viaje a…